El encanto de Marrakech

Conocida como “la ciudad roja” debido al color rojo-ocre de sus edificios, y siendo una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos, puedo decir sin duda alguna que Marrakech ha sido la ciudad con más encanto de todo nuestro viaje.

Si bien es cierto que bajo mi punto de vista se trata de un lugar bullicioso, sucio, con mal olor en ciertas zonas, con muchísima contaminación por la cantidad de tráfico que hay, os juro que este sitio tiene algo que le hace ser muy especial. Supongo que será el conjunto de tantas cosas bonitas; la animación del Yaama El Fna, la arquitectura, el arte en sí reflejado en cada edificio, el olor a especias, el colorido de todas las calles que componen el zoco, el ambiente…

Por cierto, volviendo con el tema del tráfico os diré que conducen fatal. Muy a lo loco! Sin embargo, hemos alucinado con el control que tienen de los coches. Si yo voy al volante me la pego a los segundos fijo!

Nuestro primer día, por llamarlo de alguna manera, ya que llegamos por la tarde a eso de las 19:30 horas más o menos, cogimos un taxi desde el aeropuerto de Marrakech-Menara, que por cierto… Es súper futurista y muy impactante, y nos fuimos rumbo al riad. Al igual que sucede con muchos de estos establecimientos, es que su ubicación no es la idónea y se encuentran en callejones de dudosa seguridad. El taxi nos dejo en una calle, y ahora viene una de las situaciones que no me gustaron nada… Bajamos del coche y vimos que el taxista se puso a hablar con otro chico. Y claro… este chico empezó a seguirnos y al final acabó guiándonos, sin haberle dicho nada nosotros previamente, hasta que llegamos al riad. Le dimos una moneda como propina y encima se quejó porque eso no era lo que acordó con el taxista, y tuvimos que darle más. Claro… De ésto nos enteramos porque nos lo dijo uno de los empleados del alojamiento, ya que al hablar en árabe no nos enteramos de absolutamente nada.😡

image_538828678199452
Interior aeropuerto Marrakech-Menara

En fin… Como iba diciendo, llegamos al alojamiento, concretamente al Riad Carina, que de verdad… Os lo recomiendo al 100%. Precioso, cuidado y al detalle. Confort, atención, desayuno increíblemente bueno y variado, y a 10 minutos andando de la plaza… Todo. Lo tiene todo. (El precio de las 4 noches con el desayuno incluido fue de 150€, sin tener en cuenta los impuestos no incluidos por noche y por persona).

Tras “asentarnos” salimos a dar una vuelta hacia el centro sin intención de liarnos y regresar tarde ya que al día siguiente teníamos contratada una excursión que empezaba a las 7:30 de la mañana, así que decidimos visitar la plaza Yaama El Fna y cenar algo por esa zona. Aquí viene mi recomendación gastronómica de este día… El Zeitoun Café (situado detrás de la plaza), sirven el tajín de cordero con dátiles y ciruelas más rico que he probado en los 12 días. Buenísimo!

 


 

A las 7:30 de la mañana del siguiente conocimos a Alí, quién sería nuestro guía-conductor de la excursión que contratamos. ¡Un crack! Fue una actividad preciosa, en la que pudimos admirar diferentes paisajes, desde el solecito que empezaba a salir en la ciudad, a la densa nieve del Alto Atlas y hasta el “desierto” que nos encontramos en Ouarzazate. En este punto del viaje hicimos una breve parada en los estudios cinematográficos, en los cuáles se han rodado muchas películas conocidas, e hicimos un pequeño tour por la ciudad. En sí la localidad, salvo los estudios, no tiene nada especial.

Teniendo en cuenta que la carretera que atraviesa el Alto Atlas estaba llena de nieve, con falta de iluminación  y que esa noche helaría también, no pudimos entretenernos demasiado en la vuelta. Paramos a comer en un lugar que es maravilloso… Aït Ben Hadu. Es un impresionante escenario repleto de ruinas que han sabido conservar durante todos estos años y que también ha formado parte de muchos films muy populares, como por ejemplo Gladiator. No queríamos irnos de este sitio.

 

image_538829272272235
Nieve en el Alto Atlas
image_538829542836722
Estudios cinematográficos Ouarzazate 

image_538828175693681
Ruinas Aït Ben Hadu

La excursión fue estupenda. Tanto la ida como la vuelta hicimos una parada en un “área de servicio” en el que al lado hay un mini museo del Argán, en el cuál pudimos ver a las mujeres cómo lo trabajaban hasta convertirlo en un productos de belleza, mantecas y un montón de utilidades de las cuáles yo no tenía ni idea.

image_538829288056772
Mujeres trabajando el Argán

 

Por si os interesa, la empresa con la que reservamos esta actividad es Civitatis. El precio es de 50€ por persona y no incluye ni la comida ni entradas a museos y lugares de interés. Duración aproximada de 11 horas. Totalmente recomendable de verdad.

Ya en Marrakech recuerdo que picamos algo en un sitio que estaba bastante bien. Café des Épices, que como su propio nombre indica, su comida está bastante especiada, al menos la que yo pedí.

 


 

En nuestro tercer día ya nos dedicamos a visitar bien la ciudad. Anduvimos toooooodo el día, sin coger ningún medio de transporte.  Todo a pata desde el barrio judío, la Mezquita de la Kutubía, el Hotel La Mamounia, Plaza Yaama El Fna, los Zocos, barrio Ville Nouvelle hasta Jardin Majorelle, que por cierto, no puede ser más bonito… Y ya regresamos por Hivernage hasta la medina. Un palizón pero estuvo genial.

image_538830130355816
Interior Hotel La Mamounia

 

image_53883011903796
Vista desde los jardines de La Kutubía
image_538830085659039
Plaza Yaama El Fna
image_538830106431381
Zocos

 

image_538830154015496
Jardin Majorelle

 

Respecto a recomendación gastronómica os diré que comimos en el Henna Café, un sitio vegetariano que además sirve platos veganos, mientras que por la noche fuimos a un restaurante que mi pareja conoció en su primer viaje. No es fácil de encontrar pero os aseguro que es precioso, lleno de detalles y con mucho estilo, el Pepe Nero, cuya cocina mezcla la comida marroquí con la italiana. Todo estaba exquisito!

image_538828245558055
Piscina interior Restaurante Pepe Nero

 

 


 

El cuarto día en Marrakech (último día oficial) estuvo dividido en dos partes. Por la mañana nos dedicamos a hacer visitas monumentales, tal como el Palacio Badi, Tumbas Saadíes y el Palacio de La Bahía, que si no recuerdo mal la entrada a cada monumento tiene un precio de 10 DH por persona, es decir… 1€. Todas estas visitas merecen la pena.

image_538828207593534
Palacio El Badi

 

image_538828227417698
Tumbas Saadíes

 

image_538830360385689
EInterior Palacio de La Bahía

 

Una vez pasada la mañana llegó el MOMENTO! Y a mí es que estas cosas me gustan demasiado. Llegó la hora de nuestro Hammam y posterior masaje relajante…. Como os  comenté en el anterior post, esta práctica es como un “ritual” semanal cuyo fin es la limpieza corporal y mental. Personalmente he de decir que me gustó la experiencia y creo que es un “must” que hay que hacer si se visita Marruecos.

 


 

El quinto día no lo tomo como algo significativo en la ciudad, puesto que madrugamos un montón para coger el tren que nos llevaría a Casablanca. He de decir que hasta este punto no tuvimos la necesidad de regatear. Eso sí, desde este momento hasta el final del viaje ya fue un sin parar… 🤣

 


 

Pues hasta aquí la publicación sobre nuestra experiencia en Marrakech. La ciudad nos encantó y la verdad que fue el lugar que más nos gustó de todo lo que pudimos ver del país. La próxima semana os comentaré nuestro paso por Casablanca con sus respectivas recomendaciones.

Espero que os haya gustado el post y si tenéis alguna duda ya sabéis que os podéis poner en contacto conmigo sin problema.😉

Disfrutad mucho de este domingo tan bonito (al menos de momento en mi pueblo hace sol 🤣) que ya mañana ya será otro cantar!

Hasta la semana que viene!😘

Miriam

Anuncios

3 comentarios en “El encanto de Marrakech

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s