Descanso en Tordesillas

Buenos días!!!

Ya vuelvo a la carga tras mi semana de vacaciones, tal y como os comenté en la pasada publicación. Ahora ya estoy de vuelta a la rutina, al trabajo y ahora tan sólo me queda esperar nuestra próxima aventura. Ya os iré adelantando cositas…

Como ya sabéis, este viaje se basó, por así decirlo, en tres paradas: Tordesillas, Cádiz y Sevilla, en las cuáles hicimos 1, 5 y 1 noche respectivamente. Mi intención es contaros acerca de cada parada en posts diferentes, así no me queda uno hiper extenso y la lectura será mucho más fluida y menos aburrida para algunos. XD

En este caso os hablaré sobre nuestro paso por Tordesillas. Esta ciudad tiene una gran importancia y riqueza histórica, y además os podrá sonar este lugar ya que los últimos años no ha quedado exento de polémica por su conocido “Toro de la Vega”, que por cierto, yo creo que nos cuadró a finales de fiestas ya. Las calles estaban decoradas con luces y adornos y se notaba el ambiente festivo, aunque cuando fuimos ya no había ni un alma por la calle.

 

 

Nuestra estancia allí fue muy breve. Yo tuve que trabajar ese mismo día, es decir, el domingo anterior, y claro… Entre terminar la maleta y demás pues salimos de casa sobre las 18 horas, llegando a destino a las 21 horas. Reservamos en el Hotel Torre de Sila una habitación doble en régimen de alojamiento y desayuno. El precio de la estancia fue de 65,45€. Elegimos este alojamiento dado que vimos que era un precio más que razonable, y gracias a unos compis y paisanos blogueros @blogparejaviajera, nos aconsejaron y nos ayudaron un montón. Muchas gracias chicos! 😉

 

 

He de decir que el hotel nos encantó. Fui bastante cansada al apenas haber dormido por el cambio de turno, y vamos… El colchón de la habitación era buenísimo y dormí de maravilla. El baño bastante amplio. El desayuno era tipo buffet, sí que es cierto que eché de menos algo “caliente” como huevos revueltos o tortilla por ejemplo, pero era un desayuno muy variado y con productos para celiacos.  En definitiva… Todo un acierto este hotel.

En verdad por estas tierras vallisoletanas no hicimos mucho en cuestión, entre que yo estaba agotada por el madrugón del día, y que le faltaba ese toque de ver ambiente por la calle… Nos imaginamos que la razón era por el fin de fiestas, porque aunque Tordesillas nos ea una ciudad, tiene unos cuantos miles de habitantes. No se… Fue una cosa rara. En fin… Anduvimos un poquito por allí y fuimos directamente a cenar. Tengo que decir que el restaurante que elegimos lo clavamos! El sitio en cuestión, fue el Restaurante Figón. Como entrante pedimos revuelto del Figón, y luego un principal para cada uno. Mi pareja pidió “Carrilleras al vino tinto”, y mi elección fue “Gallo Turresilano” (Gallo de corral con picatontes y almendas confitadas). Nunca había probado esta carne, y he de decir que como poco amante del pollo que soy, el gallo me gustó bastante. De postre elegimos leche helada, que por cierto, estaba buenísimo.

 

 

Bueno… Como podréis observar no hicimos gran cosa por estos lugares, pero sí que nos valió para probar parte de su gastronomía así como para descansar cuerpo y mente, que ya nos hacía falta.

El próximo post ya será bastante más extenso, dado que pasamos 5 días en Cádiz y vamos… Pateamos y disfrutamos de un montón de lugares bonitos además de ponernos “moraos” de atún y más comida rica rica.

Nos vemos en la siguiente publicación.  Cuidaros mucho.

Muchos besos y abrazos,

Miriam

Anuncios

Un comentario en “Descanso en Tordesillas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s