Diario de una recepcionista… (Mayo)

Hola a todo el mundo!!!!!

Muy buenos días chicos y chicas!!! ¿Qué tal estáis? ¿Disfrutando del domingo a tope? Yo estoy con un montón de trabajo en el hotel. Cómo se nota que ya huele a verano y la gente está mirando y empiezas reservar sus vacaciones estivales, cosa que a mí me encanta, porque os voy a decir una cosa… Mi época favorita del año para trabajar es el verano aunque no os lo creáis. Bien es cierto que no paro,  y seguramente ya no de a basto desde estas fechas hasta bien llegado septiembre, pero me fascina el ambiente que se respira en el hotel durante estas fechas.

Pues bien… Lo prometido es deuda y hoy inaguramos la nueva sección tan esperada del blog como os comenté. Muchos me habéis dicho que os parece una gran idea y os agradezco de todo corazón todo vuestro apoyo. Si es que… SOIS LOS MEJORES!

Esta nueva sección se llama, como no podía ser de otra manera, “Diario de una recepcionista”, en la que os narraré las diferentes situaciones, anécdotas e historias que me han pasado mes tras mes. La idea surgió hace ya unos meses, pero no ha sido hasta este mes de mayo en el que me he hecho con una libretita para apuntar todas y cada una de las cosas peculiares que me pasan, de este modo el público en general podéis ver las historietas que vivimos los recepcionistas durante nuestras duras y largas jornadas de trabajo. Como en todos los puestos de trabajo, hay días buenos, días malos, días en los que te topas con gente encantadora y otros en los que parece que la gente más desagradable tiene acceso directo a tu establecimiento. No obstante, pese a nuestro posible mal humor (como todas personas tenemos en ciertos momentos), pese a nuestros seguramente posibles dolores de cabeza ocasionados por ciertos huéspedes, o pese a las innumerables llamadas telefónicas y mails interminables, SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, debemos (o deberíamos) de estar con una sonrisa dispuestos a hacerles la vida más fácil a nuestros clientes. Os aseguro que no es tan fácil.

Es por todo lo anterior que… Empezamos!!!

                                        *****************************************

“Diario de una recpecionista” 

 

Anécdota nº1:

Una servidora estaba de turno una espléndida tarde de sábado en la que todo era buen rollo, risas e incluso bromas graciosas con los clientes que estaban entrando en el hotel, hasta que…. Zasss!! Por la puerta entró una pareja joven que parecía puro encanto. Y digo parecía porque esa fue mi primera impresión. Pero no. Me engañaron al más puro estilo de las películas de las 4 de antena 3, en la que la niñera es la mala malísima de la película.

En fin… les asigne una habitación que está genial, amplia y con todas las comodidades que pudiesen necesitar. Lo que  habían reservado vamos… Pues bien, sin ton ni son me baja el muchacho gritándome mientras me humillaba delante de su pareja y de todo el mundo que pasaba en recepción. ¿La razón? La cama de matrimonio, cosa que tenía ya en la habitación. No entendí ni nunca entenderé por qué se puso así conmigo cuál gallo de corral, al igual que la novia, que tampoco lo hizo nada mal. Ella me dijo que también trabaja de cara al público y seguidamente el cabecilla me dijo: ¿Tú no sabes que el cliente siempre tiene la razón? Muertita me quedé…. Ante esta situación vamos… Me hubiese quedado muy a gusto contestándoles como me hubiese gustado y como se merecían, pero… No perdí los nervios y en ningún momento contesté mal, más que nada porque el amigo no me dejó ni hablar. Por no decir que bajó amenazándome con la puñetera hija de reclamación. Parece que es trending topic joé!!!!😡 

¿Conclusión? Siempre digo lo mismo, y muchas veces lo digo para tranquilizarme y calmarme a mí misma, aunque es verdad. “De todo tiene que haber en la viña del Señor”. Además, os diré que al final mucho hablar mucho hablar que luego salieron del hotel sin poner la reclamación y encima con la cabeza gacha y sin mirarme a la cara.


Anécdota nº2:

En este hotel trabajamos mucho con grupos de señores. Sí… Rollo Imserso más o menos. Bendita paciencia que tenemos los que trabajamos con ellos de verdad… Hay muchos que son la caña de España (para bien) pero hay otros que… Telita marinera!

Una semana de mayo nos llegó un grupo de abueletes procedentes de Castilla La Mancha. El grupo era realmente encantador, pero los jefes de grupo…. Se trataban de un matrimonio que era para echar de comer a parte. Él se creía y exigía ser tratado como si de una estrella de cine se tratase. Según él, al “resto del grupo habría que darle vino del malo pero a él una botella para él sólo y de las caras”. Él no debería ni va a pagar ninguna excursión porque es el encargado y encima les regateaba a mis compañeros de la cafetería el precio del café. Les preguntó cuánto cuesta allí el café y le contestaron que 1,10€ y él les respondió que “na nai” que él como es el jefe del grupo que el pagaría 1€.  😒Vamos… El señor se fue a su casa tal y como vino, en igualdad de condiciones que el resto del grupo, que él no es más que nadie.

¿Conclusión? Es un claro ejemplo de ser “un jeta de la vida”.


Anécdota nº3:

Una mañana entra una señora a recepción y con toda su cara bonita me suelta lo siguiente: ” A ver hija, dime la contraseña del wifi del hotel que yo vivo en el edificio de al lado y así lo cojo desde casa y no tengo que pagar yo internet”.

¿Conclusión? ……………………. 😳

*** Obviamente, no se la dí.

 


Anécdota nº4:

Muchos compañeros recepcionistas, por no decir casi todos (que seguramente) hemos vivido ese momento de:

Cliente – “Hola, buenas! Mira… Quiero hacer una reserva. Necesito una habitación doble aunque bueno… Vamos con mi hija de 7 años pero que va a compartir cama con nosotros así que sí, una doble.”

Yo –  “Ya bueno verá… Lo que usted necesita es una habitación triple puesto que su hija de 7 años (que vamos… ni que fuese un bebé), desayuna, come, cena, usa el agua y la luz al igual que los adultos.

Cliente – ¿Ah sí? Bueno… La verdad que mirándolo así… Pues nada… Tienes razón.

¿Conclusión? Creo que no he sido la única que le haya dado esa respuesta. El cazador está en buscad de su presa… 😄


Anécdota nº 5:

Un tópico de todos los años por parte de los huéspedes que más viajan…

Cliente – ¿El parking del hotel es gratis no?

Yo – No, lo siento. Es un servicio extra.

Cliente – Pues te voy a decir una cosa… Es la primera vez que me pasa que yo viajo mucho y he estado en muchos hoteles y nunca me ha pasado.

Yo – Habrá tenido suerte porque yo también suelo viajo, he estado en bastantes hoteles y siempre he tenido que pagar por si he querido utilizar el parking. De todas maneras, aparcar en la calle no tiene coste alguno, así se ahorra ese dinero.

¿Conclusión? Los clientes más viajados son los menos experimentados, no se si me entendéis…


Anécdota nº6:

Ésta va un poco en relación con la anterior, y es que el cliente en vez de decirnos y dejarnos claro que viaja muchísimo, nos dice que es cliente habitual. Para este tipo de personas, la palabra habitual significa haber estado una vez en el hotel desde que se abrió o no haber venido desde hace 8 años, que para más inri, te dice y te insinúa la subida de precio del establecimiento ya que cuando vino allá por el año 2.009 el alojamiento era más barato .

¿Conclusión? Mi respuesta de siempre: “¿Acaso no sabes que en este mundo todo sube menos los sueldos? Y me quedo tan ancha la verdad! 💃🏻


Pues hasta aquí todas las situaciones raras  del mes de mayo que me han parecido graciosas e interesantes para poder compartir con todos vosotros. Trabajar de cara al público es una experiencia muy gratificante, pero cuando se te presenta el lado malo todos nuestros demonios salen a la luz, pero como buenos profesionales que somos, nunca dejaremos que nos asalten y jamás nos pondremos a la altura de ciertas personas.

Quería agradecer el apoyo del grupo de recepcionistas de Facebook que son la pera limonera! Me río muchísimo con ellos y compartir y disfrutas de nuestras experiencias todos juntos es la caña! BRAVO POR TODOS VOSOTROS! 🦉

Sin embargo no os preocupéis, esta sección será mensual, así que en un mes nos vemos con una nueva publicación de “Diario de una recepcionista”.

Espero que os haya gustado tanto, o al menos casi tanto, como a mí escribirlo y compartirlo con todos vosotros.

Mil gracias por todo!!!!!!!

No vemos pronto! 😉

Muchos besos y abrazos,

Miriam

😘😘😘😘

 

Anuncios

3 comentarios en “Diario de una recepcionista… (Mayo)

    1. Buffff… no te lo puedes imaginar! Con decirte que ya tengo unas cuantas apuntadas para este mes de junio… y eso que estamos a 6!!!!😂😂😂 Me ha encantado lo que has dicho sobre qué estás cosas nos ayudan a ser mejores clientes cuando viajemos (espero que sea así porque hay gente….) Mil gracias por tu comentario guapa!😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s