¿Viajas a Cuba? Te doy 20 consejos.

image

Hola hola!!! ¿Qué tal? Esta semana siento que tengo las pilas cargadas a tope y tengo una ilusión tremenda por escribir y por compartir con vosotros un montón de historias, anécdotas, conocimientos e ilusiones a través de nuevos post! Qué alegría tengo encima! XD

Pues bien… En esta ocasión he decidido hablaros / daros unos consejos a aquellos que tengáis pensado viajar próximamente o en un futuro a Cuba. Como muchos de vosotros ya sabéis, este pasado enero viajé a este maravilloso país. Y digo maravilloso porque es el adjetivo que le va como anillo al dedo.

En primer lugar os contaré un poquito el itinerario que tuvimos. En uno de mis primeros post, en el que os anuncio que estaba preparando este viaje, comenté la idea que tenía sobre los sitios que visitar en el país. Bueno… pues al final nuestro viaje se resume en las siguientes paradas:

Salida – Bilbao (Aunque en realidad nos desviaron hasta el aeropuerto de Santander debido al viento) – Escala en Madrid – La Habana

La Habana (3 noches) – Cienfuegos (1 noche) – Trinidad (1 noche) – Cayo Guillermo (5 noches) – La Habana (1 noche)

La vuelta fue la misma: La Habana – Escala en Madrid – Bilbao (esta vez las condiciones eran buenas para aterrizar)

*** Para los que no sepáis, el aeropuerto de Bilbao es pequeñito, está genial, pero tiene un problema, y es que cuando hace viento se nota muchísimo…

Pues bien. Una vez explicado el itinerario que seguimos, os recomiendo que vayáis a por libreta y bolígrafo que empiezo con mis “Súper Consejos para tu viaje a Cuba”! 😉

1. Viaja con mochila y deja la maleta en casa!

Sí… Habla la querida voz de la experiencia, y es que en ningún momento pensamos en viajar con mochila. De hecho, llevábamos unas maletas de un tamaño bastante considerable… Pues vale chicos…. Nunca máis! Si vais a hacer un viaje en el que visitaréis un montón de lugares, la mejor opción es la mochila.

Jamás he viajado con este tipo de equipaje. Me da la sensación de que va a caber poco y va a ser más incómodo. Pero hay que ser sinceros… ¿No os pasa que metéis todo vuestro armario en la maleta y luego siempre os ponéis lo mismo? Pues ea! Para mi próximo viaje de “aventurera” me planto la mochila. De hecho, lo apuntado ya en mi lista para sus Majestades los Reyes Magos.

2. La mejor manera de vivir Cuba es alojándote en casas de cubanos.

Que sí, que sí. Que es cierto, de verdad! Hasta este viaje siempre nos habíamos alojado en hoteles y la verdad que fuimos con un poco de miedo, pero realmente fue la mejor decisión que pudimos tomar! La gente de las casas en las que estuvimos alojados era increíble, muy educada y muy atenta. Anfitriones de 10!

De hecho, y estudiando un poco las ofertas en cuanto a hoteles que hay en Cuba, sobre todo en La Habana, la calidad es bastante baja y los establecimientos aceptables son tremendamente caros, por lo menos para nuestro bolsillo.

Eso sí… Cuando fuimos al Cayo, ahí sí que nos quedamos en un hotel. Nuestra intención era descansar y disfrutar del alojamiento. Al saber que apenas nos moveríamos, no nos importó gastar más en esta opción.

En definitiva… Volviendo al tema de las casas… Recomendadísimo! Es totalmente fiable, vivirás como un cubano más y encima muchísimo más barato! Todo son ventajas!

3. Viaja en coche compartido.

Os doy la idea de que vuestros desplazamientos entre lugares  sean a través de coches compartidos, que son para que me entendáis, taxis que compartes con gente que no conoces (en nuestro caso porque fuimos 2 y se necesitan 4 personas para que el coche pueda salir a destino) . Nuestra experiencia fue buenísima! Conocimos gente, vimos paisajes preciosos, escuchamos historias y anécdotas reales.

Es una muy buena opción para la gente que no alquila coche. Nosotros fuimos un poco “a la aventura”. En primer lugar queríamos alquilar coche, aunque no nos atraía mucho la idea porque seguramente nos perderíamos y en vez de tardar  3 horas en llegar a un sitio, hubiésemos tardado el doble. Además, nos comentaron que el transporte público deja bastante que desear. Tarda bastante, es muy bullicioso e incómodo. (Hablo para largas distancias).

En definitiva, estos taxis son medio fiable, económico y vamos… que vais a tiro hecho y os perderéis!

4. Vive La Habana real.

Con ésto quiero decir que la mayoría de turistas se alojan en casas situadas en La Habana Vieja o bien en los hoteles.

Como ya sabéis mi opinión respecto a los hoteles, os diré que alojarse en La Habana Vieja para mí sería un error. ¿Y por qué? Porque esta parte de la ciudad es una clara “fachada” ante el turismo. El lugar es precioso, su ambiente y sus calles son geniales, pero… no estaréis conociendo lo real.

Nosotros nos alojamos en Centro Habana que sería, por así decirlo, la periferia. Nuestra casa estaba en un barrio típico cubano, rodeado de bares y tiendas cubanas, no “de cara a la galería”. Todos los días bajábamos a desayunar como auténticos lugareños, comprando en las pequeñísimas tiendas de barrio o incluso, a las personas que venden los productos que tienen ese momento.

5. No dejarás de dar propinas.

Sí… La gente vive gracias a las propinas. El salario medio es una auténtica miseria y la gente se tiene que buscar alguna otra manera de formar un sobresueldo. Incluso, el simple hecho de ir al baño de un restaurante se convertirá en uno de esos momentos en los que no tenéis por qué (pero lo haréis) de dar una propina a la persona que “custodia” los aseos.

6. Si viajas en verano allí también es verano.

Normalmente, tendemos a pensar que si aquí (España) es verano, allí será invierno. Pues no! Allí es igual que aquí.

El verano es la temporada baja de allí, mientras que invierno es la alta. Si bien es cierto que pueda resultar extraño, la realidad es esa. Tened en cuenta que si vais durante los meses de verano, allí estaréis a unas temperaturas bastante altas y el precio será más económico que durante los meses de invierno, sucede así exactamente lo contrario, temperaturas más agradables pero sin embargo, el precio es más elevado.

7. El café más rico!

Por el amor de Dios! No os vayáis de Cuba sin probar su café! La manera que tienen de tomarlo allí es en una tacita de barro muy pequeña con únicamente café y azúcar. Mi pareja y yo, que somos de café con leche de toda la vida, nos marchamos encantados de haberlo probado. De hecho, trajimos a España unos cuantos paquetes de café para repartir con la familia. La pena es que ya se nos ha terminado…

8. Protector solar siempre.

No os olvidéis de la crema con factor de protección solar. Es muy importante, incluso cuando nosotros fuimos y ni el sol ni el calor “apretaban” tanto como en otros meses del año. Algún día se nos olvidó ponernos el protector solar y claro… Nos chamuscamos.

9. Intenta utilizar las dos monedas del país.

Sí sí. Como lo oís! Hay dos monedas oficiales en Cuba. Por un lado está la más popular, el CUC, la moneda que normalmente utiliza el turista, y por el otro lado tenemos el peso cubano, que como su propio nombre indica, es la que utlilizan sus habitantes en la gran mayoría de las ocasiones.

¿Por qué digo ésto? Bien fácil! Es muchísmo más económico el peso cubano. Pero ojo! No en todos los lados aceptan que los extranjeros paguemos con esta moneda, y menos en los sitios más turísticos.

¿El turista puede hacerse con pesos cubanos? Sí. Claro que sí! Cuando vayáis a las Cadecas (casas de cambio cubanas), tendréis que cambiar primero a CUC, y luego a pesos cubanos. Consejo: Id cambiando poquito a poquito. (Los pesos dan para mucho.)

10. Sumérgete en la cultura del país.

No hay mejor manera de conocer un destino que dejándose llevar por él. En Cuba no es para menos… Baila, come, bebe, ríe, mira todo el colorido que hay a tu alrededor… Sentirse parte de este país es muy fácil!

*** No olvides sentarte un rato en el malecón de La Habana mientras tomas ron y mirando el atardecer… Es el punto de reunión de los habaneros y una forma de entretenerse y distraerse de las dificultades de allí.

 

11. Socializa! Aprenderéis un montón!

Y tanto que es verdad esta afirmarción! Es increíble todo lo que puedes llegar a aprender escuchando historias reales. Es de sobra conocido la situación tan complicada que viven, pero no era consciente de cuánto. Hacedme caso: Tenemos mucha suerte.

Un viaje no se resume en las fotos que sacamos, se traduce en un sinfín de anécdotas y hechos que van surgiendo a través de nuestra aventura. La gente también forma parte de nuestras vivencias, convirtiéndose en un factor muy a tener en cuenta a la hora de llevarnos una impresión y opinión final del destino.

12. Beber ron por la calle es bien.

¿Es de borrachines? Seguramente sí, pero… Y ¿por qué no? Ahora mismo, mientas escribo, me estoy riendo de cómo aprendimos ésto. Un día, mientras hacíamos turismo con un guía por La Habana, nos habló de que hay gente que compra pequeños bricks, que a simple vista parecen ser de leche, pero que en realidad en su interior contienen ron. Y claro… Lo que hicimos fue comprar uno por probar y seguir nuestra ruta mientras lo bebíamos por la calle. Todo un acierto! Por cierto… como nos pareció tan gracioso y novedoso, compramos algunos más para regalárselos a amigos y familiares.

13. El agua que sea embotellada SIEMPRE.

Debéis de tener cuidado con este tema. El agua de allí no está bien tratada por lo que se recomienda beber siempre agua que esté embotellada.

Un consejo que nos dieron cuando llegamos allí fue, que de no ser que entres a un restaurante o a un bar, aprovechéis a comprar donde veáis que hay porque (palabras textuales de cubano)  “aquí el agua se termina”.

14. Intenta moverte por la isla.

Dejad atrás el tópico de La Habana – Varadero. Es un plan de viaje genial, pero si visitáis más lugares mejor que mejor.

Si tenéis tiempo y ganas, acortad los días de playa e id a visitar los lugares tan sumamente bonitos que nos ofrece el país. Os aseguro que no os defraudará.

15. No comerás arroz “a la cubana”.

Olvidaros del típico arroz “a la cubana” que conocemos en España, (arroz blanco, con tomate, plátano y huevo frito). El auténtico arroz cubano es aquel se sirve con frijoles negros y recibe el nombre de “moros y cristianos” o “arroz congrí”, este último cuando el frijol es más colorado.

Este plato se sirve como guarnición en casi todos los platos. Comerás y comerás pero nunca te hartarás! Aún lo hecho de menos…

16. Desconecta del teléfono.

Cuba es un país que no cuenta con las tecnologías a las que estamos acostumbrados, así que no te quedará más remedio que dejar de lado a tu Whatsapp, Facebook, Instagram y demás redes sociales. Tómalo como una terapia de “desintoxicación tecnológica”.

En las ciudades hay diferentes puntos en los que puedes conectarte al Wifi. Eso sí. Deberás de hacerte con una tarjeta que te proporcionará un usuario y un código de acceso. El precio es de 3 CUC (en el resort 2 CUC) y dura una hora. Recuerda cerrar sesión porque si no el tiempo seguirá corriendo.

17. Los cubanos son muy “tranquilos”.

Cierto como la vida misma. Es una gente sencilla, sociable y que irradia simpatía y gracia allá por donde van. Eso sí… En Cuba hay mucha (demasiada) tranquilidad. Las prisas no son buenas claro está, pero es que allí menos. Para que os hagáis una idea, cuando aterrizamos tuvimos que esperar más de una hora para que nos diesen las maletas. Después nos enteramos de que las van dejando en la cinta transportadora de equipaje una por una. Entonces claro… ¿Cómo no van a tardar? ¿Qué pides un café con algo de comer? Te lo van a poner, súper rico además, pero ten en cuenta de que tardarán un poco. De hecho, creo que deberíamos empezar a tomarnos la vida con más calma y tomar ejemplo.

18. Es un país muy seguro.

No os preocupéis ni os hagáis ideas equivocadas de antemano. Los robos y los atracos no son habituales como muchos piensan, pero como en todos los sitios, tenéis que cuidaros. El turista está muy bien mirado allí, por lo que la seguridad está prácticamente garantizada.

19. Solidarízate!

Sí… Como os he comentado y como sabéis, las condiciones y situaciones por la que atraviesan los cubanos no son tan fáciles como las nuestras. Aprovechad a ayudar a la gente en lo que podáis. Por ejemplo, cuando nosotros nos fuimos, dejamos productos de aseo, medicinas que llevamos por si acaso, ropa, calzado y comida. La gente os estará eternamente agradecida y vosotros sabréis que habéis echado una mano a personas que realmente lo necesitan.

20. Vuelve con la sensación de que lo has aprovechado al 100%.

Sabréis que vuestro viaje ha sido toda una aventura cuando creáis que no os dejáis nada por hacer (aunque siempre queramos más y más y nunca es suficiente).

Disfruta de su gente. Déjate contagiar por su forma de ser, esa que les hacen tan especiales y carismáticos. Déjate llevar por los colores, los olores de un buen café o de un auténtico puro habano, del sabor de la fruta tropical, de su gastronomía en general y de su música. Aprende absolutamente de todo, como puede ser la historia, anécdotas contadas por sus habitantes… Baila, bebe, y sobre todo…

Sobre todo DISFRUTA Y SIENTE CUBA!!!

 

Como despedida a este post, me gustaría dejaros alguna de las fotos que hicimos durante nuestro viaje. No hay lugar a dudas de que es un país maravilloso!

 

 

 

Hasta la próxima publicación y muchas gracias por todo!!!

 

Con mucho cariño,

Miriam

 

 

 

Anuncios

4 comentarios en “¿Viajas a Cuba? Te doy 20 consejos.

    1. Buenos días!
      Me alegra mucho leer tu comentario!
      Verás… Las casas en las que nos alojamos las fuimos mirando por Internet. Cuando hagas la búsqueda verás que hay muchas webs que te dan el contacto directo del anfitrión de la casa. Te harás un poco de lío porque hay un montón de opciones con características muy similares pero te aseguro que es la mejor opción.
      En cuanto al precio del viaje es como todo. Nosotros nos organizamos por nuestra cuenta el viaje. El vuelo lo compramos con unos 3 meses de antelación y en ésto está claro que el precio puede variar mucho. La diferencia es en el precio del alojamiento, donde verás que efectivamente es algo más económico durante los meses de verano.
      Para cualquier duda o información no dudes en ponerte en contacto conmigo. Estaré encantada de poder ayudarte.
      Muchas gracias y saludos,
      Miriam

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s